Hay Que Actuar

../_images/_takeaction/_thumbs/image1.jpg
../_images/_takeaction/_thumbs/image2.jpg
../_images/_takeaction/_thumbs/image3.jpg
../_images/_takeaction/_thumbs/image4.jpg
../_images/_takeaction/_thumbs/image5.jpg
../_images/_takeaction/_thumbs/image6.jpg

Si el filme Los Traficantes le sirve de inspiración y le gustaría unirse a este movimiento de transformación poderosa a través de la esperanza en el Evangelio en aquellos que sufren en muchas lugares alrededor del mundo, he aquí algunas formas de hacerlo.

Primero, considere inscribirse en el curso "Perspectivas" que se ofrece en muchas regiones de Estados Unidos, Latinoamérica y otros países. El curso se ofrece en inglés y en español. Visite www.perspectives.org para mayor información.

La idea de llevar al cine la historia verídica de Esteban surgió mientras el Productor/Guionista Kurt Tuffendsam asistía a un curso "Perspectivas" en Los Ángeles, la primavera de 2009.

Como hombre de cine, este curso de quince semanas que correlaciona historia mundial, antropología y teología, afectó profundamente su visión de la humanidad y de una historia cósmica más amplia de Dios. Tomar este curso es la mejor manera de prepararse para un trabajo significativo de misiones interculturales.

Otra forma de contribuir es formar un grupo de oración por los que sufren en México debido a la violencia extrema y la corrupción perpetrada por los poderosos carteles de la droga. Orar por los millones que se han convertido en prisioneros en sus hogares, que no pueden enviar a sus hijos a la escuela o salir de sus hogares cuando cae la noche. Ciudades enteras, puntos de venta de medios de comunicación, la policía fuerzas militares y hasta las prisiones están a la merced de los carteles. Orar para que el Evangelio impacte más a traficantes de drogas como Esteban y así puedan experimentar la redención a través de Cristo.

Hay muchos otros líderes clave y Pastores en Tijuana que Dios está usando en este poderoso movimiento de redención y reconciliación. Por favor, ore por el Pastor Carlos y Sandra Castros quienes son los directores del centro de rehabilitación de drogas y el ministerio de la prisión que Esteban comenzó hace muchos años.

Para mayor información acerca de cómo usted o su Iglesia pudieran establecer asociación con las Iglesias en Tijuana con alcance a drogadictos o reos en la prisión, envíe un correo electrónico a: info@missionrise.org.